viernes, 7 de abril de 2017

HISTORIA DEL FUTBOL PROFESIONAL FEMENINO





CON PIE DERECHO LA SEGUNDA VUELTA DE LA FASE DE GRUPOS

 Este domingo 2 de abril Independiente Santa Fe recibirá a Equidad por la sexta fecha de la Liga Aguila Femenina 2017-1. El partido se disputará a partir de las 2:00 pm en el Estadio Nemesio Camacho ‘El Campín’. El compromiso lo dirigirá la central María Victoria Daza Ortiz (Norte Cor) junto a Luzmila González (Santander), Ruth Arévalo (C/marca Aso) y Juan Manuel Holguín (Bogotá – Asocafa). Las Leonas inician esta segunda vuelta del campeonato tras sumar quince puntos en el grupo B; obtenidos contra Equidad (3-0), Huila (6-0), Fortaleza (1-0), Patriotas (4-0) y Cúcuta (2-0). Las últimas 3 unidades las lograron contra el equipo motilón en fecha adelantada del torneo. El duelo se jugó en Zipaquirá, goles fueron autoría de Liana Salazar y Leicy Santos. En este momento la goleadora del cuadro cardenal es la delantera venezolana Oriana Altuve, quien suma 6 tantos en Liga Profesional. Santa Fe recibe en su casa al equipo asegurador luego de un receso de dos semanas debido a la fecha FIFA por eliminatorias rumbo a Rusia 2018. Las leonas se han preparado para el compromiso este domingo, quieren mantener su invicto y seguir sumando. Por su parte Equidad llega al Campín ubicado en la quinta casilla de la tabla de posiciones del grupo B, luego de vencer por la mínima diferencia a Patriotas en la fecha 5 con gol de Estefanía Cardona. 


 Los datos históricos de la ejecución del balompié femenino a nivel profesional se remontan a Europa, su inicio tomó lugar en una época de machismo en la que se creía que la mujer era incapaz de realizar actividades de fuerza, velocidad, resistencia, agilidad y otras capacidades del ser humano. No sólo en actividades físicas la mujer se vio excluida de la sociedad, sino, también en la política, por lo que nació una generación feminista dispuesta a levantarse en contra de la opresión ejercida por algunos hombres y, en este caso, levantar el pie y ponerlo sobre el balón demostrando que el fútbol también es para mujeres. Para comprender su historia nos remontaremos al año 1871 en Londres, tiempo y lugar en el que nació la protagonista de esta historia, Nettie J. Honeyball, la primera joven que formó por iniciativa propia un equipo de fútbol. Cajera en una tienda de ultramarinos y cansada de la monotonía de sus quehaceres en 1894 con 23 años de edad Nettie Honeyball puso un anunció en la prensa. En el que buscaba chicas que quisieran unirse a ella y formar parte de un equipo de fútbol. Lo inesperado ocurrió, para el asombro e incredulidad de la gran mayoría de lectores, acudieron 30 jóvenes al llamado de Nettie. Luego de prepararlas mentalmente para lo que sería un enfrentamiento contra su peor rival: la sociedad machista, las jugadoras pusieron nombre a su equipo: British Ladies Football Club. Esta mujer no perdía el tiempo, se hizo amiga de John William “Bill” Julian, quien por entonces tenía 27 años de edad y era jugador de Tottenhan Hotspur, y lo convenció de que entrenara a las British Ladies dos veces por semana en un parque público londinense. La presidente del equipo era Lady Florence Dixie, una periodista aristócrata, hija del Marqués de Queensbe- rry, reconocida no sólo por su linaje oligárquico sino por ser una de las feministas más famosas de la época que se destacó por su fuerte carácter y mano dura contra el machismo. Sus constantes exigencias al equipo eran realizar entrenamientos con alma y corazón. En una entrevista otorgada al diario londinense Daily Sketch en febrero de 1895, un año después de formar el equipo, Nettie afirmó Fundé el club a finales del año pasado, con el obje- tivo de probarle al mundo que las mujeres no son esas criaturas ‘ornamentales e inútiles’ que los hombres pintan. Debo confesar que mis conviccio- nes en todos los asuntos en los que los sexos están tan profundamente divididos están todos de parte de la emancipación, y deseo la llegada de un tiempo en el que las mujeres se puedan sentar en el Parlamento y tengan voz en la gestión de todos los asuntos, especialmente en aquellos que las conciernen más. NETTIE HONEYBALL BRITISH LADIES FOOTBALL CLUB Por supuesto las reacciones conservadoras, críticas y doblemoralistas dignas de una época ultramachista no se hicieron esperar, principalmente, según los críticos porque el uniforme de las mujeres descubría sus piernas. El primer partido se jugó un 23 de marzo de 1895 en Crouch End, Londres. El club se dividió en 2 equipos, el primero de uniforme rojo representaba el norte de la ciudad y el segundo de uniforme azul iba en nombre del sur, algunas disputaron el compromiso con una falda correspondiente a su color sobre sus pantalones cortos. Uno de los medios que publicó su primera crónica crítica destructiva fue el Jarrow Express Como lo predijo Nettie, uno de sus más fuertes rivales fue la sociedad. El British Medical Jornal emitió un informe en el que exponían insatisfacción y disgusto por los eventos futbolísticos femeninos: “No podemos de ninguna manera aplaudir la imprudente exposición a la violencia de unos órganos que la experiencia común de las mujeres ha llevado siempre a proteger”. A pesar de las múltiples críticas el primer espectáculo deportivo dejó un marcador 7 – 1 con victoria para las chicas de rojo que representaron al norte de la ciudad, la asistencia sumó más de 10.000 hinchas que vieron el partido. El segundo partido se jugó entre las mismas rivales el 6 de abril en Bringhton y el triunfo fue nuevamente para las chicas rojas del norte, que ganaron por un marcador 8-3. El tercer compromiso lo disputaron en Bury y finalizó 3 – 3. La gira fue de 11 partidos, que se jugaron en campos profesionales como el Reading F.C., Bristol, New Brompton, Walsall, Newcastle, South Shelds, Darlington y Jesmond. Las British Ladies lograron recaudar más de 100 mil libras que donaron más tarde a la beneficencia, una labor social que dejó en alto el nombre del primer club femenino de fútbol profesional. A pesar del éxito la FA prohibió en 1902 el fútbol femenino, argumentándose en que éste era un deporte demasiado rudo para las mujeres. Pasaron 76 años para que el sueño que empezó en la cabeza de una cajera (Nettie Honeyball) se hiciera realidad; fue sólo hasta 1971 que el máximo organismo de balompié inglés y pionero del fútbol profesional femenino legalizó el deporte para el mal llamado “sexo débil”. Así es como empezó lo que ahora celebramos con el más grande orgullo las mujeres y todos los que creyeron algunas décadas atrás y ahora en la igualdad de género que hoy resaltamos en nuestro país con la creación de la primera Liga de Fútbol Profesional Femenina. Las miembros del British Ladies Football Club han jugado su primer partido en público. Esperamos que sea el último. Siempre hay curiosidad por ver a mujeres hacer cosas impropias de su sexo, y no es sorprendente que varios miles de personas fueran a ver el partido, aunque muy pocas de ellas querrían tener a sus hermanas o hijas exhibiéndose en el terreno de juego. (…) el club no atrae a espectadores por su juego. Cuánto tiempo seguirán atrayendo gente por razones extradeportivas es otro asunto, pero es significativo que una considerable proporción de los asistentes se fueron en el descanso. La risa era fácil y la diversión algo gruesa, pero se trata de espectáculos decadentes, y sorprendería que un segundo partido.

Como lo predijo Nettie, uno de sus más fuertes rivales fue la sociedad. El British Medical Jornal emitió un informe en el que exponían insatisfacción y disgusto por los eventos futbolísticos femeninos: “No podemos de ninguna manera aplaudir la imprudente exposición a la violencia de unos órganos que la experiencia común de las mujeres ha llevado siempre a proteger”. A pesar de las múltiples críticas el primer espectáculo deportivo dejó un marcador 7 – 1 con victoria para las chicas de rojo que representaron al norte de la ciudad, la asistencia sumó más de 10.000 hinchas que vieron el partido. El segundo partido se jugó entre las mismas rivales el 6 de abril en Bringhton y el triunfo fue nuevamente para las chicas rojas del norte, que ganaron por un marcador 8-3. El tercer compromiso lo disputaron en Bury y finalizó 3 – 3. La gira fue de 11 partidos, que se jugaron en campos profesionales como el Reading F.C., Bristol, New Brompton, Walsall, Newcastle, South Shelds, Darlington y Jesmond. Las British Ladies lograron recaudar más de 100 mil libras que donaron más tarde a la beneficencia, una labor social que dejó en alto el nombre del primer club femenino de fútbol profesional. A pesar del éxito la FA prohibió en 1902 el fútbol femenino, argumentándose en que éste era un deporte demasiado rudo para las mujeres. Pasaron 76 años para que el sueño que empezó en la cabeza de una cajera (Nettie Honeyball) se hiciera realidad; fue sólo hasta 1971 que el máximo organismo de balompié inglés y pionero del fútbol profesional femenino legalizó el deporte para el mal llamado “sexo débil”. Así es como empezó lo que ahora celebramos con el más grande orgullo las mujeres y todos los que creyeron algunas décadas atrás y ahora en la igualdad de género que hoy resaltamos en nuestro país con la creación de la primera Liga de Fútbol Profesional Femenina. Las miembros del British Ladies Football Club han jugado su primer partido en público. Esperamos que sea el último. Siempre hay curiosidad por ver a mujeres hacer cosas impropias de su sexo, y no es sorprendente que varios miles de personas fueran a ver el partido, aunque muy pocas de ellas querrían tener a sus hermanas o hijas exhibiéndose en el terreno de juego. (…) el club no atrae a espectadores por su juego. Cuánto tiempo seguirán atrayendo gente por razones extradeportivas es otro asunto, pero es significativo que una considerable proporción de los asistentes se fueron en el descanso. La risa era fácil y la diversión algo gruesa, pero se trata de espectáculos decadentes, y sorprendería que un segundo partido tuviera “PRIMER PARTIDO DE LAS BRITISH LADIES tanto éxito como el primero. BRITISH LADIES FOOTBALL CLUB HISTORIA DEL FÚTBOL - PROFESIONAL FEMENINO Kimika Sanell Forbes Arquera .


Como lo predijo Nettie, uno de sus más fuertes rivales fue la sociedad. El British Medical Jornal emitió un informe en el que exponían insatisfacción y disgusto por los eventos futbolísticos femeninos: “No podemos de ninguna manera aplaudir la imprudente exposición a la violencia de unos órganos que la experiencia común de las mujeres ha llevado siempre a proteger”. A pesar de las múltiples críticas el primer espectáculo deportivo dejó un marcador 7 – 1 con victoria para las chicas de rojo que representaron al norte de la ciudad, la asistencia sumó más de 10.000 hinchas que vieron el partido. El segundo partido se jugó entre las mismas rivales el 6 de abril en Bringhton y el triunfo fue nuevamente para las chicas rojas del norte, que ganaron por un marcador 8-3. El tercer compromiso lo disputaron en Bury y finalizó 3 – 3. La gira fue de 11 partidos, que se jugaron en campos profesionales como el Reading F.C., Bristol, New Brompton, Walsall, Newcastle, South Shelds, Darlington y Jesmond. Las British Ladies lograron recaudar más de 100 mil libras que donaron más tarde a la beneficencia, una labor social que dejó en alto el nombre del primer club femenino de fútbol profesional. A pesar del éxito la FA prohibió en 1902 el fútbol femenino, argumentándose en que éste era un deporte demasiado rudo para las mujeres. Pasaron 76 años para que el sueño que empezó en la cabeza de una cajera (Nettie Honeyball) se hiciera realidad; fue sólo hasta 1971 que el máximo organismo de balompié inglés y pionero del fútbol profesional femenino legalizó el deporte para el mal llamado “sexo débil”. Así es como empezó lo que ahora


Así es como empezó lo que ahora celebramos con el más grande orgullo las mujeres y todos los que creyeron algunas décadas atrás y ahora en la igualdad de género que hoy resaltamos en nuestro país con la creación de la primera Liga de Fútbol Profesional Femenina. Las miembros del British Ladies Football Club han jugado su primer partido en público. Esperamos que sea el último. Siempre hay curiosidad por ver a mujeres hacer cosas impropias de su sexo, y no es sorprendente que varios miles de personas fueran a ver el partido, aunque muy pocas de ellas querrían tener a sus hermanas o hijas exhibiéndose en el terreno de juego. (…) el club no atrae a espectadores por su juego. Cuánto tiempo seguirán atrayendo gente por razones extradeportivas es otro asunto, pero es significativo que una considerable proporción de los asistentes se fueron en el descanso. La risa era fácil y la diversión algo gruesa, pero se trata de espectáculos decadentes, y sorprendería que un segundo partido tuviera “PRIMER PARTIDO DE LAS BRITISH LADIES tanto éxito como el primero. BRITISH LADIES FOOTBALL CLUB



REVISTA STAR TV
E-MAIL: STARTV.REVISTA@GMAIL.COM
WWW.REVISTASTARTV.BLOGSPOT.COM
TWITTER:REVISTA STAR TV
INSTAGRAM: REVISTA_STAR_TV
YOU TUBE:  REVISTA STAR TV


0 comentarios:

Publicar un comentario

Redes Sociales

TwitterFacebookGoogle PlusLinkedInRSS FeedEmail