jueves, 28 de agosto de 2014

JESUCRISTO LA PUERTA


APOCALIPSIS  3.20

He aquí yo estoy a la puerta y llamo si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo.

CONFESIÓN DE FE

Señor Jesucristo yo creo firmemente que tu eres el hijo de Dios. Tu eres el Cristo, el Mesías  que vino a deshacer toda obra del diablo, toda obra de maldad,  diste tu vida en la cruz por mis pecados y resucitates entre los muertos.  Padre te confieso todos mis pecados, pido perdón , y me vuelvo a tí en arrepentimiento.

Lavame,  limpia mi conciencia con tu sangre.  creo que tu sangre me limpia ahora de toda maldad, de todo pecado.  Saca destruye , arranca de mi todo lo que impida que tu controles mi vida quiero ser gobernado , guiado  dominado solo por ti Padre Santo Altísimo.
Te pido que te quedes conmigo en mi corazón y seas dueño de mi vida , te confieso como mi unico y verdadero Dios.

Apartame para servirte, amarte, obedecerte, Dedico consagro a ti mi vida.  Gracias por redimirme por limpiarme, por justificarme y santificarme. muchas gracias ,  TE AMO PADRE SANTO Amén.

SALMO 142
Con mi voz clamare al Señor, con mi voz pediré a Dios Misericordia.
Delante de él derramé mi querella, Delante de el denunciaré mi angustia.
Cuando mi espirítu se angustiaba dentro de mí, tu conocistes mi senda en el camino en que andaba, me escondierón lazo.  Miraba a la mano derecha y observaba, más no había quien me conociese, no tuve refugio, no había quien volviese por mi vida.
Clmé a tí, oh Dios Eterno, dije tu eres mi esperanza, y mi porción en la tierra de los vivientes,  Escucha mi clamor,. que estoy muy afligido.  Librame de los que me persiguen, porque son más fuertes que yo.   Saca mi alma de la cárcel parq que alabe tu nombre, me rodearán los justos ,  Porque tu me serás propicio.

LA ARMADURA DE DIOS
Por lo demás fortaleceos en el Señor y en el poder de su fuerza. revestion con toda la armadura de Dios para que podais estar firmes contra las insidias del diablo , porque nuestra lucha no es contra sangre y carne ,sino contra principiados, contra potestades, contra los poderes de este mundo de tinieblas, contra las huestes espirituales de maldad en las regiones celestiales.  Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, par que podáis resistir en el dia malo, habiendolo hecho todo estar, firmes. Estad pues firmes, ceñida vuestra cintura, con la verdad, revestidos con la coraza de la justicia, y calzados los pies con el apresto del evangelio de paz, en todo, tomando el escudo de la fe con el que podréis apagar todos los dardos encendidos del maligno. Tomad tambien el yelmo de la salvaci ón, y la espada del Espiritu que es la palabara de Dios. Con toda oración y suplica orad en todo tiempo en el Espíritu, y así velad con toda perseverancia y suplica por todos los santos.












                       


0 comentarios:

Publicar un comentario

Redes Sociales

TwitterFacebookGoogle PlusLinkedInRSS FeedEmail